Catolicismo

El catolicismo es una de las religiones que se encuentran bajo la denominación cristiana, cuyos seguidores no sólo creen en la existencia de Cristo sino que también se encuentran en comunión con el Papa y los obispos. La Iglesia Católica representa una comunión de comunidades e iglesias, y una institución con el clero, todos organizados jerárquicamente. Los símbolos religiosos que distinguen a la religión católica tienen que ver con la existencia de un Dios pero también con la jerarquía institucional que la distingue

El símbolo es una necesidad constante de la naturaleza humana que une al alma con el cuerpo, que permite pasar de una realidad a la otra. Los símbolos religiosos en este aspecto mantienen una dualidad material y espiritual, donde una realidad concreta lleva a una verdad oculta. Es así como el león representa la fuerza, la serpiente el engaño y la paloma la paz.
El catolicismo es una religión de la encarnación, el Cristo era Dios y hombre, representaba el mediador de la salvación, lo que se ubica dentro de los símbolos religiosos metafóricos y cuya clave de extensión se ubica en los sacramentos y la palabra.
El Papa es el símbolo ubicado en una posición privilegiada para los católicos, quien según la fe católica es el representante directo de Dios en la tierra. El símbolo en este caso viene dado por una autoridad que se supone impuesta por el mismo Dios.
Dentro de la religión católica la noción de símbolos religiosos es muy flexible, y abarca la realidad que permite dar algo para pensar, por eso es que los símbolos religiosos católicos incluyen no sólo los objetos litúrgicos, sino también los objetos como la Cruz, el Pan, el Campanario.
La Cruz, como símbolo comenzó a usarse a partir del siglo IV. Y su presencia en el crucifijo representa el misterio central del catolicismo, es decir la muerte de Cristo en la cruz, para redención de los pecados y la salvación de las almas. Es por eso, que el crucifijo tiene un papel imprescindible dentro de los símbolos religiosos cristianos. Los católicos ponen una imagen del Cristo en la cruz para hacer referencia al acto de sacrificio.
Las dos llaves dentro de la religión católica representan al Santo Pedro, a quien según la religión católica, Cristo entregó las llaves del reino. Es aquí donde se gesta la autoridad sobre la imagen Papal al ser considerados sucesores directos de Pedro.
El Persignarse se hace como una simbología para recordar que pertenecen a Cristo y a Dios, y consagran ante el, su pensamiento, palabra y sentimientos por medio de las señales en la frente, boca y corazón respectivamente.
Finalmente el agua bendita, aunque su principal uso es para el bautismo católico, también se usa para recordar que uno ha sido bautizado y que ha nacido como miembro de la Iglesia, los católicos hacen uso del agua bendita como un manera para recordar las promesas asignadas durante el sacramento del bautismo.